jueves, 29 de septiembre de 2011

Presiones a profesores para la promoción de alumnos o para que puedan hacer selectividad

Conozco personalmente el caso de una profesora a la que se presionó el año pasado para aprobar a un alumno que sólo tenía suspensa la asignatura impartida por esta docente, por lo que no podía presentarse a selectividad.
Resulta que era un alumno que no sólo no estudiaba sino que además molestaba en clase, por lo que recibió muchos negativos. El alumno, en el último examen de la asignatura, sacó un 2,5. La profesora le puso de nota final un 3.
En el resto de evaluaciones, el alumno siempre iba con 4 o 5 suspensas. En la evaluación final, los profesores fueron dando sus puntuaciones sobre el alumno: matemáticas 5, Lengua 6, geografía 5, ....Qué casualidad que sólo tenía una asignatura suspensa en la evaluación final y que en casi todas tenía un 5 o un 6.
La docente, mantuvo el 3 en la evaluación final y por ello, fue sometida a una gran presión por parte del jefe de estudios, director, e incluso, se solicitó la participación de un inspector que acabó dando la razón a la profesora. Y es que los profesores por evitarse líos aprueban a alumnos con treses y doses para evitar los problemas mencionados.
¿Cómo queremos conseguir buenos alumnos, si las bases del sistema están como estan?
¿Cómo puede hacer bien su trabajo un profesor, con las presiones que tiene por parte de compañeros y superiores y ,cómo no, de los alumnos?
Creo que deberían cambiar mucho las cosas.
Es un caso que me parece increíble... A vosotros, ¿Qué os parece?

13 comentarios:

Natalia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Víctor, es increíble que por quitarse un peso de encima, los docentes hagan cualquier irregularidad con tal de no volver a ver a ese alumno. Me parece de admirar la posición de la profesora, ya que, muchas veces, todos, somos fáciles de doblegar a causa de lo que hagan los demás. Respecto a tu pregunta de las bases del sistema educativo, no creo que sea lo que peor esta, sino la preparación pedagógico-didáctica de los profesores a la hora de dar su materia. Nosotros como futuros docentes, hemos tenido profesores que han sido muy buenos comunicadores, pero otros que no han sabido transmitir la motivación necesaria. Bajo mi punto de vista, esta muy bien que se realicen unas oposiciones para hacer una tría de los futuros docentes más preparados teóricamente, pero en la realidad nos encontramos con que hay profesores que no les gustan los niños, o que no se sienten atraídos por enseñar, sino que lo ven como un escape de comodidad económica. Se que me ido un poco del tema, pero mi imaginación ha volado, pensando que podría ser eso un motivo por el cual los profesores que aprobaron a ese alumno, lo hicieran.Y por último, creo que como profesor/a hay que actuar consecuentemente con las circunstancias que se dan y ir hacia delante con sus consecuencias tal y como hizo la profesora de tu ejemplo.

Kiko Durán dijo...

Yo, aunque ya os lo he dicho varias veces en clase, insisto (debido a su importancia): ser profesor (o maestro, que me encanta esta palabra), es totalmente vocacional.
Cierto es que se puede realizar sin vocación, pero sería amargarnos la vida, a la vez que se la amargaríamos a los estudiantes.

cesar dijo...

En este asunto se deberían poder tomar otras soluciones, porque no puede ser que los docentes estén "atemorizados" por si un alumno suspende.
¿ qué medida creéis que podríamos adoptar ?

Javier Blázquez Gómez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Natalia. Yo conozco un caso parecido con un alumno que le suspendieron por copiar en un examen final (había copiado en casi todos los exámenes del curso pero no le pillaron). ¿Qué creéis que paso?, pues nada como siempre, le aprobaron por consenso de los profesores y realizó la selectividad sin problema. En mi opinión no es que los profesores estén “atemorizados”, sino que quieren quitarse ellos mismos a los alumnos problemáticos de encima cuanto antes para no tener que enseñarlos otro año más, y de estos casos he visto muchos, jóvenes que promocionan a cualquier edad sin mérito alguno. En estos casos diré que a mi aparte de falta de vocación, me parece una gran falta de responsabilidad eludir su trabajo, y esto ocurre porque no existe un control de los docentes y no están preocupados porque tienen el trabajo asegurado hagan lo que hagan y comentan las irregularidades que cometan.

Alberto Almodovar dijo...

En mi opinión, y siguiendo la linea de los anteriores comentarios, veo inaceptable que un profesor por el simple hecho de quitarse de en medio a un alumno le apruebe sin merecérselo. Me parece primero una falta de respeto al resto de los alumnos que se han esforzado en aprobar estudiando durante todo el curso, y por otro lado me parece una falta de respeto hacia los otros profesores que si que cumplen con su trabajo suspendiendo o aprobando teniendo en cuenta el trabajo del alumno.

También decir que creo que profesores de este estilo cada vez hay mas y que es algo que tiene que cambiar!

Dani Gª Espada dijo...

Me sumo a lo que habeis dicho antes y quiero recalcar lo que dice Alberto. Hay gente que quizá se esfuerce mucho sólo por conseguir tener el título de la ESO porque lo puede necesitar en un futuro para encontrar trabajo, y se encuentra que otra persona sin la mitad de esfuerzo que el suyo le han aprobado porque lo que quieren es que pase de curso.
Yo he tenido algún ejemplo de esto en mi colegio, donde se aprobó a gente para darles la titulación con la mitad de esfuerzo o menos que los que nos lo sacamos como hay que sacárselo, con estudio y trabajo.
Pienso que habría que dar una solución a esto, porque al final sale gente sin cualificar y dándoles unas oportunidades que no se merecen.

Julián Martínez López dijo...

Estoy bastante de acuerdo con tod@s ya que también he vivido ejemplos como los que habéis citado. Me declino por la decisión que tuvo la profesora ya que si el docente no tiene la suficiente personalidad como para decidir sobre su asignatura, que ejemplo estamos dando a los alumnos?? En este caso no se trata de ser objetivo ni subjetivo con la nota, se trata de ser coherentes con nosotros mismos y que nuestra conciencia se quede tranquila, no sólo por nosotros, sino por el resto de alumnos de la clase. Un profesor siempre debe ser lo más imparcial posible

Laura Delgado Abellán dijo...

Estoy de acuerdo con todos los comentarios planteados. Pero me ha llamado especial atención el hecho de nombrar la vocación.

¿Cómo podemos medir la vocación, para que los institutos no se llenen de profesores incompetentes?

Creo que el sistema actual (Oposición) no es suficiente. Todos deberíamos estar sometidos a un tiempo de práctica en el cual fuésemos evaluados de una forma sería (al igual que los médicos). Y tras ese período promocionar solo en el caso de haber demostrado ser un buen docente.

Jocsán Rodrigo dijo...

Quiero sumarme a todas las opiniones que habéis dado anteriormente, ya que siempre que he escuchado algún caso similar a éste, he sido inflexible en mi opinión.
No me parece ni justo ni normal que a una persona que su deber en la sociedad es formar a jóvenes y comprometerse a intentar que sean personas lo mejor formadas posibles, en un momento dado apruebe a alguien que no ha tenido el más mínimo interés por su asignatura. El caso que contaba Víctor anteriormente le conozco, y es una vergüenza que intenten presionar a una profesora que lo único que esta haciendo es ser fiel a su trabajo y que si un alumno/a no se esfuerza, y, además molesta en clase, no se le puede aprobar como si nada.
Con respecto a la vocación, bajo mi punto de vista esta profesora si demuestra vocación y no permite que alguien que no se lo merece siga avanzando en sus estudios. Para ella sería más fácil hacer lo que habéis comentado anteriormente, quitársele de encima y facilitarse su propio trabajo. Pero ella en una acción que demuestra que esta comprometida con su profesión y que de verdad es vocacional, hace lo que tiene que hacer, que es suspenderle.

Vicen dijo...

En mi opinión, el sistema educativo actual está podrido y habría que trabajar de otra manera. Me explico haciendo una pregunta: ¿Cuantos de vosotros os acordais de qué ocurrió en la dictadura de Primo de Rivera?. Igual me he ido muchos años atrás, cambio la pregunta. Sin mirar los apuntes, ¿cuantos de vosotros me puede numerar todos los huesos del pie, o decirme los métodos de entrenamiento de la fuerza máxima? MUY POCOS. Hay que trabajar de forma más práctica. Me he ido un poco del tema central, pienso que los alumnos son lo que hacen su entorno de ellos, la educación debería ir en otra dirección

Carlos Hernández Díaz dijo...

Por desgracia esas cosas suelen pasar, normalmente cuando está al borde del 5 se suele levantar la mano si solo te queda una pero cuando se presenta una asignatura que está totalmente insuficiente y se les aprueba me parece una muy mal esa acción, además también es injusto para aquellos alumnos que se esforzaron y que se merecieron el aprobado, ante esto simplemente hacer al alumno recapacitar de la importancia de aprobarlas todas desde un primer momento y que él decida, el mismo se suspenderá o se aprobará.

Carlos Hernández Díaz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Hernández Díaz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.